07/03/2016

Como buena francesa, tengo una adicción por los croissants y sufro mucho porque nunca quedan “como allá”. Después de mucha frustración, decidí poner mano a la obra y hacer mis propios croissants caseros. Es largo, pero el resultado vale la pena. Si bien creo que todavía me falta perfeccionar la receta para que quede “igual que allá”, estos croissants son muy ricos y mi paladar francés quedó contento.

Mentí cuando les dije que la receta es larga. Es muy larga. La masa debe esperar horas en el refri, hay que darle varias vueltas, amasar con ganas y mantenerla bien fría para que se formen estas hermosas capas que se inflan en el horno. Ahora entendí porqué en Francia los panaderos empiezan a trabajar a las 4 o 5 de la mañana. No es necesario destacar que jamás podría hacerlo, ¡me gusta demasiado dormir! Por eso encontré cómo preparar todo la noche anterior para que sólo haya que poner los croissants 15 minutos al horno al despertar… ¡et voilà!

Ingredientes: 
Para 20 croissants

    Masa:

  • 500 grs de harina
  • 80 grs de mantequilla sin sal (para la masa)
  • 100 grs de azúcar
  • 20 grs de levadura fresca
  • 1 huevo
  • 100 ml de agua
  • 100 ml de leche
  • 200 grs de mantequilla sin sal (para el hojaldre)”Dorado”:
  • 1 huevo
  • 30 ml de agua

Receta: 

  • Mezclar todos los ingredientes de la pasa, salvo la mantequilla del hojaldre que debe quedar en el refrigerador
  • Amasar durante 8 minutos, hasta obtener una masa elástica que no quede pegada a los manos
  • Cubrir con film plástico y dejar reposar 4 a 8 horas horas en el refrigerador
  • Estirar la masa hasta formar un rectángulo de aproximadamente 0,5 cms de grosor y volver a colocarlo en el refrigerador para que quede frío. Con las cantidades el rectángulo va a medir aproximadamente 60 x 20 cms.
  • Sacar la mantequilla del hojaldre y cortarlas en láminas hasta formar un rectángulo que mida la mitad del rectángulo de la masa (aproximadamente 30 x 20 cms por 0,5 cms de grosor)
  • Sacar el rectángulo de masa del refrigerador, colocar el rectángulo de mantequilla en un borde, doblar el resto de la masa encima de la mantequilla, sellar bien los bordes.
  • Volver a estirar para obtener un rectángulo del porte original (60 x 20 cms) y de 1 cm de grosor.
  • Doblar el rectángulo en 3 partes iguales para obtener un cuadrado de 20 cms de lado
  • Girar la masa dando 1/4 vuelta hacía la izquierda. Es la primera vuelta.
  • La masa debe quedar bien fría, si es necesario, volver a colocar en el refrigerador unos 20-30 minutos antes de volver a estirar (¡sin perder la orientación de la masa! Lo mejor es dejar una marca en el lado que va “arriba” para no perderlo.)
  • Estirar la masa hasta formar de nuevo el rectángulo de 60 x 20 cms. Doblar en 3. Dar 1/4 de vuelta hacía la izquierda. Es la segunda vuelta.
  • Refrigerar si es necesario para mantener la masa bien fría y repetir el último paso para dar la tercera vuelta.
  • Estirar una última vez la masa para obtener un rectángulo muy estirado, el grosor no debe ser más de 3-5 milímetros
  • Cortar la masa en triángulos
  • Enrollar cada triángulo, empezando por el borde largo, para formar los croissants y colocarlos en papel mantequilla. Cuanto más grandes los triángulos, más grandes los croissants. Se recomienda apoyar el croissant sobre la punta para que no se desenrolle al momento de inflarse.
  • Cubrir los croissants con un paño para que no se sequen y dejarlos reposar 1h30 a 2 horas a temperatura ambiente para que inflen. Si la temperatura ambiente es mayor a 20°C, dejarlos en el refrigerador para que la mantequilla no se derrita.
  • Tip: Si quieren tener sus croissants listos para el desayuno, les recomiendo que les dejen toda la noche en la parte más fría del refrigerador, o incluso en el congelador para poder sacarlos y tener ricos croissants listos a hornear cuando quieran. Si los congelan, déjenlos descongelar 2 horas en el refrigerador antes de pasarlos al horno.
  • Pre-calentar el horno a 180°C
  • Mezclar el huevo con 30ml de agua y pintar los croissants con esta mezcla. Es lo que les va a dar un lindo color dorado durante la cocción. En el ejemplo de las fotos me salté esta etapa pero es verdad que les hace quedar mucho más lindos
  • Hornear durante 15 minutos
  • Los croissants deben quedar dorados, livianos y con las capas de hojaldre bien marcadas. ¡Voilà!

 

receta-croissant-4

 

receta-croissant-3

 

 

Si no quieren despertar a las 4h de la mañana para tener sus croissants listos a las 10h, les recomiendo que los preparen el día anterior. Sigan todos los pasos hasta formar los croissants, y en vez de dejarlos inflarse a temperatura ambiente, los dejan en el refri. En la mañana los pintan y los hornean directamente. Les prometo que al servir croissants caseros a la mesa del desayuno se sentirán como un(a) dios(a) de la comida jaja!

Ahí les dejo un video muy bueno que muestra paso a paso cómo hacer la masa de los croissants y luego cómo formarlos:

Bon Appétit :)

Otras recetas

La Tarta de Cebolla
15/08/2017
La Crema de Zucchini
20/07/2017
receta-cake-limon
El Cake de Limón y Amapolas
29/06/2017

Leave a Reply

Quién soy

Me llamo Delphine, soy francesa, radicada en Santiago desde 2010 y apasionada de cocina. Quiero compartir con ustedes mis recetas (que sean clásicos franceses, inventos míos o inspiraciones) y mis experiencias gastronómicas día a día. Espero que disfruten el blog, no duden en contactarme para proponer recetas o ir a comer algo!

Sígueme
Suscribe al Newsletter