25/10/2017

Ya sé que terminó el invierno y empezó el calor, pero amo la sopa de cebolla y comería todo el año. Si bien es un clásico francés, cada chef tiene su receta propia y encontrarán mil formas de preparar la sopa de cebolla: con o sin azúcar, con vino blanco (lo tradicional) o tinto (en esta receta), con más o menos agua…

La receta que les propongo hoy es inspirada de la de otro blogger francés que sigo: Ricardo Cuisine. Presentó su receta como “la mejor sopa de cebolla” y, si bien la receta se aleja un poco de la preparación tradicional, debo decir que no me defraudó y que queda realmente exquisita. Les propongo traducir la receta y agregar mis comentarios/ajustes para sacarle el mayor provecho.

Hay algunas etapas claves para lograr el mejor sabor y la mejor textura:

Primero, darle tiempo a la cebolla para que acaramele tranquilamente. Puede tomar más de 40 minutos, a fuego lento, revolviendo de vez en cuando. Con el tiempo suficiente, ni siquiera es necesario agregar azúcar, la cebolla acaramelará sola y el sabor quedará increíble. Al final, cuando ya está más seco, es importante revolver bien para que no se quede pegado al sartén y empiece a quemarse.

Segundo, con tiempo también, me gusta dejar cocer la sopa un buen rato antes de pasarla al horno. La idea es que reduzca al menos a la mitad de su volumen de agua. Eso es lo que permite que los sabores se desarrollen y que la textura les quede un poco densa (Que fome la sopa aguada, ¿no?).

Tercero, ojalá usen pan de masa madre u otro pan con buen sabor y buena textura. Hay que tostarlo bien antes de colocarlo en la sopa para que no se ablande demasiado y/o se hunda.

Último consejo: Asegúrense de usar boles aptos para el horno. Sería una pena que el bol se quiebre en el horno o al momento de servir la sopa…

 

Ingredientes:
(Para 4 personas)

  • 4 cebollas de buen tamaño
  • 50 grs de mantequilla
  • 125 ml de vino tinto (o blanco)
  • 30 ml de cognac (o ron ambar o whisky)
  • 1L de caldo de vacuno
  • 1L de caldo de gallina
  • 1 cucharada de harina tostada
  • 1 pizca de moscada
  • 4 rebanadas de pan
  • 200 grs de queso rayado (ojalá gruyere, comté, masdaam u otro queso bien sabroso)
  • 1 diente de ajo
  • sal, pimienta

 

Receta:

  1. Picar las cebollas en corte pluma
  2. Calentarlas con la mantequilla en una olla grande, a fuego lento y revolviendo de vez en cuando, hasta que queden bien acarameladas (40mn o más)
  3. Desglasar con el vino y el cognac y revolver hasta que quede casi seco
  4. Agregar los 2 litros de caldo, la harina tostada y la moscada.
  5. Dejar hervir hasta que el volumen de agua reduzca a la mitad (30mn aprox)
  6. Pre-calentar el horno a 200ºC
  7. Tostar las rebanadas de pan y luego frotarlas con el diente de ajo partido en 2. Las pueden cortar en cubos o dejarlas enteras.
  8. Verter la sopa en 4 boles aptos para el horno, agregar el pan y el queso rayado
  9. Hornear 5mn en posición grill o hasta que el queso quede gratinado a gusto.

Ojo que la sopa es MUY caliente cuando sale del horno. Será difícil aguantarse ya que el olor que saldrá del horno será delicioso pero ojo con las quemaduras.

Voilà :) Bon appétit :)

Enregistrer

Enregistrer

Otras recetas

El Té de Invierno con Gengibre y Especias
10/09/2017
La Tarta de Cebolla
15/08/2017
receta-cake-limon
El Cake de Limón y Amapolas
29/06/2017

Leave a Reply

Quién soy

Me llamo Delphine, soy francesa, radicada en Santiago desde 2010 y apasionada de cocina. Quiero compartir con ustedes mis recetas (que sean clásicos franceses, inventos míos o inspiraciones) y mis experiencias gastronómicas día a día. Espero que disfruten el blog, no duden en contactarme para proponer recetas o ir a comer algo!

Sígueme
Suscribe al Newsletter